Radio Alhoceima Alhucemas Amazigh Rif Maroc Morocco Maghreb Tamazgha

Amazigh news noticias de Tamazgha

Imprimir

Las mujeres bereberes buscan su sitio en la vida política en Marruecos

Escrito por Administrator on .

Mujer y bereber. Dos categorías claramente infravaloradas en Marruecos, pero que ahora buscan una representación en la escena política y en puestos de responsabilidad.

"En el mundo rural, las mujeres amazigh (bereberes) no entienden nada de política y en muchas ocasiones están manipuladas y obligadas a votar según determinadas influencias", apunta Abdelilah Oujaychou, miembro de la asociación "Voix de Femmes Amazighe", que lucha por los derechos de la mujer bereber.

La ONG ha decido formar a una elite que esté capacitada para capitanear puestos de decisión en el país, y el primer objetivo es que consigan inscribirse como candidatas en las listas electorales de los comicios comunales y regionales que se celebrarán el próximo mes de septiembre.

Financiado por la Agencia Española para la Cooperación Internacional y el Desarrollo (AECID), el proyecto (con un monto de 50.000 euros) tienen previsto sensibilizar a 1.000 mujeres en el ámbito político y formar a 200 en cuestiones como la Constitución marroquí, las leyes comunales, los presupuestos o la repartición territorial.

A partir de los 18 años, cualquier mujer amazigh, independientemente de su nivel educativo, que viva en las ciudades de Nador y Alhucemas (norte), o en Agadir y Sidi Ifni (sur), podrá inscribirse.

"Desgraciadamente hay un grave problema de escolarización entre las mujeres amazigh, pero si el nivel educativo fuese un criterio para inscribirse, correríamos el riesgo de excluir a muchas", comenta Oujaychou, quien recuerda que este debate ya existe con los parlamentarios actuales, muchos de ellos con una paupérrima formación.

Pero independientemente de esta cuestión, para poder integrar efectivamente a las mujeres bereberes ha sido necesaria la colaboración con algunos partidos políticos para que elijan a sus candidatas, ya sea para ponerlas como cabeza de sus listas o en listas con nombres alternos (hombre-mujer).

Para Amina Zioual, militante bereber y también miembro de "Voix de Femmes Amazighe", no es ningún secreto que "muchos partidos utilizan a la mujer durante las elecciones como escaparate, pero después no la hacen partícipe".

La inyección de dos millones de euros que ha anunciado la Unión Europea como "ayuda condicionada" a Marruecos si en estas elecciones se supera la tasa del 16 % de mujeres electas, frente a la actual que es de un 12 % por ley, empujará a muchas formaciones a simpatizar con la cuestión de la paridad, pero pasar de la simpatía a la acción es otra cosa.

Ya, la semana pasada el presidente del Gobierno, el islamista, Abdelilah Benkirán, quien hace unos meses lamentó en el Parlamento el hecho de que la mujer trabaje fuera de casa, anunció un proyecto de ley en el que augura que un tercio de los escaños en los consejos regionales estarán reservados a las mujeres.

Palabras vacías para las asociaciones feministas que interpretan este proyecto de ley como una idea sin verdaderas herramientas para ponerla en marcha y, como es costumbre, trazada sin la participación de la sociedad civil.

Las mujeres bereberes buscan su sitio en la vida política en Marruecos

Según un informe de OnuMujeres, en 2014 Marruecos ocupaba la plaza 86 de 145 en cuanto al número de mujeres en el Parlamento, y la posición 52 de 97 en cuanto a mujeres en el Gobierno (un total de seis en el Ejecutivo).

Ante proyectos de leyes que cojean por todas partes, convenciones ratificadas y no puestas en práctica y una nueva Constitución, con grandes novedades sobre el papel, pero que más de tres años después no se aplica, hay mujeres que ya no se callan.

Tampoco cuando se trata de utilizar su propia lengua, la bereber.

"¿Cuáles son los avances del uso de la lengua bereber en las escuelas?", espetó el año pasado la cantante y diputada Fátima Tabaamrant en tamazight (lengua bereber) al ministro de Educación en una sesión en el Parlamento.

La inesperada pregunta de Tabaamrant abrió el debate sobre el verdadero alcance de la "oficialidad" del bereber, pero su intervención tuvo otro matiz importante: la consulta la realizó una mujer.

"El cambio no viene solo con las leyes, sino con una transformación de mentalidad y para que esto ocurra las mujeres deben estar presentes en el poder", reflexiona Zioual, para quien la religión y un Gobierno encabezado por los islamistas es sin duda un factor de freno y regresión en este avance. EFE

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar