Radio Alhoceima Alhucemas Amazigh Rif Maroc Morocco Maghreb Tamazgha

Tu Tienda Amiga - Tienda de decoración del hogar

Amazigh news noticias de Tamazgha

Imprimir

Entre egipcios y bereberes

Escrito por diariodeavisos on .

Entre egipcios y bereberesUnas colecciones que representan todo un hito en los últimos 40 años en cuanto a la exhibición de piezas arqueológicas en la Isla. Así presentó Conrado Rodríguez, director del Área de Arqueología del Museo de la Naturaleza y el Hombre, las muestras permanentes de cerámica bereber y del Antiguo Egipto que se pueden contemplar desde ayer en el recinto capitalino. Y es que, entre los muchos elementos de relevancia que reúne esta doble propuesta, bien valdría como ejemplo el hecho de que varias de las piezas originarias del País del Nilo son las más antiguas que se exponen en los museos de toda España.

Así lo destacaron en la mañana de ayer ante los periodistas el propio Rodríguez y el presidente del Organismo Autónomo de Museos y Centros del Cabildo de Tenerife, Francisco García Talavera. Por la tarde, a partir de las 19.00 horas, estaba previsto que el presidente de la Corporación insular, Ricardo Melchior, inaugurase oficialmente estas nuevas propuestas que se localizan en la segunda planta del museo, en un espacio que ha sido remodelada durante el pasado febrero.

Hermógenes Afonso

La colección de cerámica bereber reúne 36 piezas procedentes de lugares como Rissani, Rif, Beni Mellal, Tazarini, Azrou, Kabilia, Atlas o Marrakech. Se trata de una parte de los fondos del Museo Arqueológico de Tenerife, así como de depósitos de particulares. Con una función fundamentalmente utilitaria, por su tipología, decoración y técnica de modelado, explicó García Talavera, recuerdan mucho a las vasijas guanches. Y aquí habría que establecer una diferenciación entre la cerámica amazigh y la árabe que llegó después, pues la primera presenta unas formas geométricas y una decoración mucho más sobria que las segundas.

Precisamente, el acto inaugural de ayer sirvió además para rendir homenaje a Hermógenes Afonso de la Cruz (Garachico, 1945-Santa Cruz de Tenerife, 1996), Hupalupa, "un apasionado investigador del pasado guanche y su relación con el mundo bereber, amazigh", subrayó el presidente del Organismo Autónomo de Museos y Centros, quien además adelantó que este mes se inaugurará la cuarta fase del proyecto de ampliación del Museo de la Naturaleza y el Hombre.

Intercambio con Liverpool

La colección del Antiguo Egipto consta de un total de 13 vasos pertenecientes al ajuar funerario. De ellos, siete tienen un origen predinástico (5.500 a 3.100 años antes de Cristo), es decir, anterior a la época de los faraones. Proceden de excavaciones arqueológicas realizadas entre finales del siglo XIX y principios del XX en Dióspolis Parva, Esna, Hieracómpolis y Ábidos. Una de esas piezas, localizada en Dióspolis Parva, es, como se ha apuntado, la más antigua pieza arqueológica de Egipto que se puede contemplar en un museo de nuestro país. Esta serie es propiedad del Museo de Bellas Artes del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, y responde al intercambio que tuvo lugar en 1908 entre el Museo Municipal y el Museo Público de Liverpool, entidad que a cambio obtuvo diversos azulejos holandeses situados en la cúpula de la iglesia de San Francisco santacrucera. A este respecto, García Talavera detalló que durante la IIGuerra Mundial las salas dedicadas a Egipto del citado museo británico resultaron destruidas.

Una labor detectivesca

Los historiadores Candelaria Martín y Eduardo Almenara fueron los encargados de realizar una ardua labor, prácticamente detectivesca, para contextualizar estas piezas arqueológicas egipcias que albergaba el Museo de Bellas Artes capitalino. "Todo comenzó -expuso a este periódico Martín-, cuando desde la administración nos facilitaron unos dibujos para estudiar y evaluar la importancia de estas piezas, de las que hay muy pocas en España, así como para constatar el intercambio con el Museo de Liverpool, que hasta entonces estaba muy en el aire". "El Museo Municipal, que en el momento de iniciar nuestro trabajo estaba cerrado -argumentó-, poseía muy pocos datos sobre la historia de ese intercambio, por lo que tuvimos que recurrir a múltiples fuentes documentales del Reino Unido, como el propio Museo Británico", apuntó la egiptóloga.

Fruto de este exhaustivo y "apasionante" trabajo, que se prolongó hasta 2007, Almenara y Martín se encontraron además con "varias sorpresas". La primera, que, en contra de lo que se pensaba hasta la fecha, no eran seis, sino trece, las piezas aportadas por el museo inglés. La segunda, la más que notable importancia de una colección que en buena parte se remontaba a la época predinástica.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar